Páginas vistas en total

jueves, 27 de enero de 2011

La violencia en el fútbol.

La violencia en el fútbol ha sido un problema de grandes consideraciones en el pasado y sigue siéndolo hoy en día. Esta violencia es muy frecuente debido a la rivalidad que hay entre las aficiones de los equipos ya que hay mucha gente aficionada a este deporte y también entre los jugadores por algún pique que haya sobre el terreno de juego.
A pesar de que se hayan puesto mas leyes contra esta violencia y mas seguridad en los estadios la gente sigue formando problemas frecuentemente provocando incendios en las gradas, encendiendo bengalas, agresiones a los árbitros etc...
La gente sale herida de los estadios cuando hay algún altercado muy grave terminan sangrando o con algo roto u otro tipo de problema.
Por culpa de esto en los estadios se ven a menos niños disfrutando de el fútbol por temor a que aya algún problema en las gradas.
A parte de los problemas en las gradas también hay en el campo entre los jugadores tanto verbalmente como físicamente y eso hace que el fútbol pierda deportividad y clase.


                                  Desde hace mucho tiempo
                                     Hasta hace muy poco

La violencia no solo esta entre los aficionados ni entre los jugadores sino también de aficionados a jugadores y viceversa y eso no se puede permitir porque cualquiera de los dos pueden acabar muy mal parados y eso no se puede permitir. Deberían colocar una baya mucho mejor o algo parecido para que los objetos no caigan.
Aquí tenéis un ejemplo :
En mi opinión esto no debe de seguir así porque la gente no puede seguir saliendo de los estadios sangrando solo por haber tenido un pique con un aficionado del equipo contrario y tampoco los jugadores salir mal parados de un partido y a parte de eso para que los niños puedan ir a los estadios a ver a su equipo jugar al fútbol y no estar en una batalla.
Tenemos que acabar con esa violencia de una vez por todas haciendo que las aficiones se respeten en las gradas y que los jugadores se respeten en el terreno de juego y haciendo disfrutar a sus seguidores.